Vivís a tu propio ritmo,
tu rutina cambia todos los días.
Te movés de un lado a otro
y para vos no es un problema.
Vivir afuera también es vivir.
No vivas pensando si estás lejos,
si falta mucho para volver
o calculando cuánto tiempo
vas a estar, sino cómo vas a estar.
Después de todo, afuera siempre
vas a tener 114 hectáreas
de vistas para disfrutar.

Viví en más
de un lugar.

Adentro está tu espacio íntimo, ese lugar que elegiste y armaste cuidadosamente teniendo en cuenta tus gustos.

Adentro hay:

Abajo vas a encontrar amplias cocheras ambientadas para que no sean sólo un lugar para estacionar. Un espacio luminoso, con calles anchas, menos columnas y acceso a un pallier diseñado para que tu llegada sea tan tranquila como tu salida.

Plantas
Tipologías.