Vivís a tu propio ritmo,
tu rutina cambia todos los días.
Te movés de un lado a otro
y para vos no es un problema.
Vivir afuera también es vivir.
No vivas pensando si estás lejos,
si falta mucho para volver
o calculando cuánto tiempo
vas a estar, sino cómo vas a estar.
Después de todo, afuera siempre
vas a tener 114 hectáreas
de vistas para disfrutar.

Viví en más
de un lugar.

Manejá kilometros para viajar,
no para vivir.

No hace falta irse lejos para desenchufarse, hoy podés estar cerca de lo que te gusta y necesitás. Haus 115 está ubicado en un punto estratégico con inmejorables accesos y a minutos de hospitales, colegios, bancos y del nuevo polo gastronómico en la calle Tejeda; para que puedas disfrutar de noches inolvidables o cortar la semana almorzando en alguno de los mejores restaurantes de la ciudad. Y si lo que necesitás es estar en contacto con la naturaleza, la Reserva San Martín y el Parque Kempes están a sólo unos pasos de tu residencia.